Aunque mi cara no lo parece ­čś« Jajaj fueron 6 horas de intenso pedaleo bajo un sol que rondaba los 35 grados, recorriendo los 33km de la Reserva Nacional de Paracas.
Acostumbrada a los paisajes m├ís frondosos, la primera palabra que me llego a la cabeza al empezar este recorrido fue ÔÇťdesoladorÔÇŁ, y es que ver monta├▒as de arena y piedra no es muy alentador!. Pero con el pasar de los kil├│metros llegamos a la costa y todo tomo sentido. Esta reserva naci├│ con el fin de proteger una porci├│n de desierto y mar, un ecosistema marino considerado como el m├ís productivo de la tierra. *
*
*
*
*
*
*
*
*

7 months ago 4

118 Likes (Last 100 Likes)

4 Comments

Load more comments